Control al inicio de los trabajos de poda y seguimiento de los mismos realizando las visitas necesarias para formar a los trabajadores y asegurarnos que la poda se realiza correctamente según nuestro criterio técnico.
Gestión e implantación de la cubierta vegetal así como la utilización de herbicidas o trabajos mecánicos del suelo en función de cada finca o sistema productivo.
Determinación del punto de maduración y momento óptimo de recolección así como el sistema más efectivo para realizarla y la máquina necesaria.